Guía de las Islas Pitiusas | Formentera

Lo único que teníamos decidido nada más reservar el viaje fue que uno de nuestros días en las Islas Pitiusas lo pasaríamos en Formentera.

Y así lo hicimos. Cogiendo uno de los primeros ferries (aquí) que nos llevaría al paraíso y volviendo en el último, pasaríamos todo el día sin parar en esta isla a la que tantas ganas le tenía.

– Os vais a cansar de estar tantas horas allí sin descansar- nos dijeron.

Y nos faltó tiempo.

Empezamos por esa playa tan popular a la que quería pero no quería ir (ya me entendéis), hablo de Ses Illetes y puedo decir que no me arrepiento de haber podido disfrutar unas horas de ella. Con el agua más bonita que he visto en mi vida llegamos a una localización en la que a penas había gente al rededor nuestra. Nosotras elegimos la parte nordeste principalmente por el viento (alejadas del chiringuito que concentraba a la mayor parte de la gente), pero no sin asustarnos un poco al ver caravana de coches para entrar en el parking, y sin andar luego bastante para escaparnos del bullicio de la gente.

Tengo que decir que hicimos autoestop al volver porque nos tocó aparcar lo más lejos posible del punto en el que queríamos estar en la playa, así que una pareja italiana que había tenido mejor suerte que nosotras (o habían llegado mucho antes) nos acercó de vuelta.

Llegó la hora de comer muy rápido.

Nos habían hablado de Sant Francesc Xavier como un pueblo encantador de casitas blancas que no había que perderse, así que decidimos comer allí. Sin tener nada muy planeado paramos en un restaurante enfrente de la iglesia del pueblo (creo que se llama Del Centro, pero no me hagáis mucho caso porque se me olvidó apuntarlo) donde, por recomendación de los camareros, probamos la mejor greixonera casera (postre típico ibicenco que no os podéis perder) de la isla. En su sabor se notaba el amor que la abuela pone en la cocina.

E aquí viene uno de los sitios más bonitos de la isla. Con mi amor incondicional por los antiguos pueblos pesqueros, elegimos pasar la tarde en Es Caló de Sant Agustí, una cala bastante concurrida por algunas partes, pero desértica por otras, como en su zona más rocosa al sur. Es increíble lo que puedes ver bajo el mar en este paraíso sin medida, una vida paralela a la que la mayoría de veces no hacemos caso, pero de la que nos enamoramos nada más descubrirla (recordad llevar escarpines, gafas, tubo, aletas..).

Y no hay final del día en esta isla sin atardecer a la vera de un faro, y esta vez elegimos el Faro de La Mola para ello. Un lugar encantado en el que disfrutar de unas vistas al mar desde un acantilado no apto para personas con vértigo, en el que encontramos una cueva escondida rodeando la pared de la izquierda del faro recordándome muchísimo a la película Shutter Island (recomendación para quien no la haya visto).

Otro día más superado en este pequeño paraíso que quita la respiración..

¿Vendréis conmigo al norte de Ibiza en el próximo post?

Bikini: Shein (aquí) 15% descuento “dory15” | Bañador: Flamenkinis (aquí) |

Conjunto: Yoins (aquí) 15% descuento con “blog15” | Gafas sol: Meller (aquí)

PINNAHANA TRAVELS.

2 Replies to “Guía de las Islas Pitiusas | Formentera”

  1. Me encanta esta crónica de tu viaje por las Pitiusas!!!! Gracias.

    1. Ohhhh! Muchas gracias guapa, son una pasada 🙂 Voy a visitarte ahora mismo <3 Un besito grande

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial