Guía de las Islas Pitiusas | Costa Oeste

¿Te vienes conmigo a las Islas Pitiusas?

Este viaje, como el último que hice (Marruecos I & II), empieza en ferry pero sin cambiar de continente y a no más de dos horas de casa. Rumbo a esas islas que son tan parecidas a mi hogar que es casi como si hubiese nacido allí.

Empezaré diciendo que ya estoy pensando mi plan magnifico para poder pasar más tiempo en Baleares, que Ibiza tiene una cara de la moneda a la que no estamos acostumbrados, y que nos guarda lugares no masificados donde relajarnos y sentir la energía de la isla al máximo. Que Formentera es un paraíso de aguas cristalinas al alcance de todos. Y seguiré enseñándoos las calas más mágicas, los sitios perfectos para atardeceres increíbles y algún que otro restaurante.

¿Me seguís?

Dicen que es en la costa oeste de Ibiza donde encontramos las aguas más cristalinas de la isla, así que el primer día teníamos claro donde lo íbamos a pasar..

Cala Tarida te quita la respiración nada más llegar y ver el color del mar que le rodea. Para llegar a la parte más tranquila de esta cala seguimos las indicaciones de Cala Tarida Norte hasta llegar al Hotel Playasol, justo al pasar este (y gracias a las indicaciones de un lugareño) encontramos el camino de tierra que nos llevaría a los aparcamientos más cercanos de la parte norte de la cala, en la que gozar de tranquilidad y arena (tan escasa en algunas calas por esta zona).

Pero, ¡lo mejor estaba por llegar!

Porque para los buenos amantes de los antiguos pueblos pesqueros (como yo), el paraíso está a escasos 200m de esta cala. Se trata de Es Pujolets, donde recuerdo estar en un sueño hecho realidad que no sabría muy bien cómo definir con palabras (y mira que es difícil dejarme sin ellas a mi). Recordad, esos sí, llevar escarpines con vosotros.

Y cuando creíamos que la ruta de calas había terminado, nos recomiendan llegar a la parte final de les Platges de Comte para nuestra próxima parada. Una cala en forma de laguna de agua azul turquesa con rocas en medio del mar, que hacen del paisaje una experiencia más increíble aún si cabe. En esta cala hicimos el mono más que nunca andando y sentándonos sobre las grandes rocas que la naturaleza nos regala. Descansar sobre la arena no es una opción aquí pero, eso sí, merece no sabes cuánto la pena sacrificarlo.

Pero, ¡espera!

Que nos encontramos en la Isla Blanca y eso quiere decir que estamos más que obligados a esperar en un lugar bonito a que caiga el sol y poder disfrutar de un envidiable cielo naranja. ¿Dónde ver el atardecer en esta parte de la Isla? Sin duda ninguna fuimos a ver cómo se portaba Es Vedrà con nosotras, y el resultado fue un atardecer de película al ritmo de los gongs que nos quiso regalar un extraño. Curioso que gente desconocida quiera venir a poner tanta magia a una parte del día tan bonita.

Eso sólo puede pasar en estas islas.

Continuará..

Bikini: Shein (aquí) 15% descuento con “dory15”

Conjunto: Yoins (aquí) 15% descuento con “BLOG15”

PINNAHANA TRAVELS.

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial