Marrakech, day 2

Siempre que voy a una ciudad nueva me gusta reservar un free tour para familiarizarme un poco con todo, normalmente merecen muchísimo la pena. Así que no dudé ni un segundo en hacer lo mismo en mi viaje a Marrakech, para ello opté por Viajes Marrakech, una empresa que se dedica tanto a tours por la ciudad, como a excursiones de un día a lugares de interés fuera de la ciudad y hasta viajes por el desierto de varios días. Pues bien, tengo que decir que ha sido el mejor free tour de mi vida.

Empezamos nuestro tour en la Koutoubia, donde nuestro guía, natural de la ciudad, nos explicó muchas cosas interesantes, entre ellas y lo que más me llamó la atención, el por qué de llamar moros a los naturales del noroeste de África. La verdad es que me lo había preguntado muchísimas veces pero no lo había descubierto hasta ese momento. Entonces pensé: estas son las cosas que deberían de hacer todos los guías, mezclar historia con resolver inquietudes que la gente pueda tener ¡mucho más interesante así!

¡Qué bien empezamos!

De aquí pasamos a las Tumbas Saadies, estas están en un jardín escondido al que accedes a través de un pequeño pasillo, aquí pudimos ver más de 100 tumbas todas decoradas con mosaicos donde están enterrados los sirvientes y guerreros de la dinastía saadi ¡y qué cantidad de mosaicos! ¡cómo me encantan!

Entre lugar y lugar sólo hacía falta contemplar lo que te encontrabas por la calle, es lo bueno de estas ciudades con tanto encanto, que con pasear por las calles te basta.

Y llegamos a la Madrasa de Ben Youssef, un antiguo colegio musulmán de estudios superiores que ya no ejerce como tal, por eso pudimos entrar, ya que en Marrakech no dejan a los turistas entrar a mezquitas o lugar sagrados, sólo si eres musulmán.

Lo más increíble venía ahora, y estaba en las calles, ciertos callejones oscuros y muy estrechos te llevaban hasta los gremios, todo estaba diseñado para que los turistas no se sintieran atraídos por entrar en estos, y no descubriesen estas calles ¡qué cosa más espectacular! Eran miles de locales de a penas 4 metros cuadrados donde crean zapatos, donde sueldan el cobre, donde trabajan la madera, etc. ¡Maravilloso, alucinante! Sin este guía no habríamos pasado por allí ni de casualidad.

Y que bueno era volver al Riad después de todo esto a relajarse. El Riad que elegimos para el viaje fue Riad Amssaffah. Tan bonito y relajante como podéis ver en las fotos ¡imposible no hacer!

Top: Lefties

Pantalones: Zara

Sandalias: Sommer Sandals

Gafas de Sol: Rayban

PINNAHANA TRAVELS.

Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial