Un fin de semana en Roma con Waynabox

Esta historia empieza con más suspense del que suele hacerlo cualquier viaje, y eso es porque dejamos nuestra aventura en manos de Waynabox.

Tenía muchas ganas de reservar un viaje sorpresa, de esos de los que solo eliges los días que te vas, el origen y nada nada más. Así que la aventura comienza cuando reservas una fecha, para la que te dan unos posibles destinos, de los cuales puedes descartar los que quieras (el primero gratis), por una cuota fija; sigue cuando, una semana antes, recibes un email con un minutero que irá bajando hasta que dos días antes de tu viaje llega al 0días 0horas 0minutos 0segundos, y te mueres de nervios por que llegue el mensaje con tu destino final (yo hacía mucho tiempo que no estaba tan nerviosa. Todo marketing, lo sé, pero lo hacen demasiado bien).

Tu próximo destino es: ROMA.

A los dos días estábamos en el aeropuerto con los billetes que nos había mandado Waynabox, una Waynaguía, mil planes que me habíais ido diciendo debajo del brazo, una súper guía de Roma que nos dejaron (por suerte) con un mapa más que completo y, lo más importante, mil ganas de llegar.

Roma, qué sitio tan espectacular. Tengo que decir que era mi primera vez en la ciudad y no tenía ni una pizca de idea de hasta qué punto me iba a enamorar de ella.

Primer consejo: Prepárate para andar, andar y andar, porque si hay una ciudad que te pide que lo hagas, esa es Roma (y no, no es por su asfalto, es porque cada calle tiene algo especial, y si eres como yo, no querrás perdértelo).

El día que llegamos nos lo pasamos viendo el centro de Roma de noche. Empezamos por el atardecer en la Piazza di Spagna, donde el cielo de la ciudad nos regaló colores naranjas y morados difíciles de olvidar (¿qué mejor manera de empezar el viaje? -pensé); seguimos por la mágica Fontana di Trevi, mucho más concurrida de lo que me imaginaba pero más que espectacular, no nos quisimos perder el precioso Pantheon, donde nos esperaba un hombre cantando opera que embriagaba el ambiente., para más tarde pasear por Piazza Navona donde no os podéis perder la pasta de La Montecarlo. Nosotros quisimos terminar la noche en el ambiente de los bares que rodean la Piazza Campo de’ Fiori, antes de volver al hotel para descansar.

El sábado pensamos en ir a visitar el Vaticano ya que ¡atención! los domingos está cerrado. Para mi gusto lo más bonito nos esperaba al terminar los Museos y la Capilla Sixtina, y será la Basilica di San Pietro, donde subimos primero a su cúpula para ver Roma a nuestros pies (eso sí, casi sin aliento porque hay que pasar por unos 555 minúsculos escalones),  para después terminar dentro del templo católico sin hacer cola (a lo de como saltarte las colas aprendes muy rápido en esta ciudad). Además, en el trayecto de bajada puedes tomarte un café en su azotea para descansar, un sitio súper peculiar y un precio barato. Decidimos este día probar la comida callejera de la ciudad para seguir andando y llegar al Castillo de Sant’ Angelo, en un ambiente más que mágico nos encontramos a un violinista, un atardecer que se reflejaba en el río Tiber y gaviotas volando al ritmo de la música (es verídico, lo prometo). Después de esto decidimos pasar la tarde/noche en el barrio de Trastevere, con un aire bohemio nos perdimos entre sus calles llenas de luces, restaurantes y todo tipo de bares hasta llegar a donde nos esperaba nuestra cena buena, bonita y barata en el mítico Carlo Menta.

El último día lo guardamos para visitar el Coliseo, Foro Romano y monte Palatino, que para nuestra sorpresa y por ser el primer domingo de mes, era gratis. Nada más salir del metro entendimos por qué es una de las siete maravillas del mundo, te sientes pequeño ante algo tan imponente, sin duda ver el Coliseo de cerca es una sensación preciosa. Al terminar quisimos ir al secreto de Roma (me lo recomendaron muchísimo), pero tuvimos que sacrificarlo por volver de nuevo al centro de Roma a despedirlo de día. Decidimos que no nos podíamos perder eso, ya que como dice un amigo, las ciudades son distintas de día que de noche.

Después de todo esto tocaba volver al hotel que eligió Waynabox para nosotros (Smooth Hotel Rome Termini) a recoger las maletas y vuelta a casa.

 ¡Qué rápido pasa el tiempo cuando estas en sitios tan bonitos!

Pero lo mejor de la vuelta es la sensación que te dice que, algún día… Volverás.

¿Estás pensando en probar la experiencia Waynabox? Pues te dejo un código de 5€ de descuento para que empieces con buen pie: TNKS94KDFB.

Viaje sorpresa: Waynabox

Lugar: Roma

PINNAHANA TRAVELS.

 

 

 

 

23 Replies to “Un fin de semana en Roma con Waynabox”

    1. ¡Muchísimas gracias guapa! Gracias por la colaboración en tu blog y tu súper traducción, ¡tengo pendiente compartirlo! ❤ Te ha quedado genial. Besitos

  1. Pero que ideal esos días en Roma, nos han encantado todas las fotos!!
    Un super beso y buena semana

    1. ¡Muchísimas gracias chicos! Besitos

  2. Oh Dios! Que perfecto!
    Consulta, ¿ese servicio solo está disponible en España?
    Me encantaría usarlo.
    Besos

    1. ¡Es genial! Pues… esta empresa solo está en España, pero no sé si hay otras iguales fuera.. deberías investigar porque es una pasada ❤

  3. Que cooool! Necesito hacer eso alguna vez en mi vida 😍 Espero hayas disfrutado al máximo la experiencia

    Las invito a mi utopía 💗
    http://www.stephtopia.com.ve

    1. ¡Tienes que hacer! Es genial ❤ Besitos

  4. Roma es de mis ciudades favoritas, y sacaste unas fotos espectaculares ♥
    http://www.heresometimes.com

    1. ¡También la mía desde ese fin de semana! ❤ Gracias guapa

  5. ¡Me ha encantado la idea del viaje sorpresa! La verdad es que desconocía totalmente su existencia pero me parece muy interesante. Además Roma es maravillosa. Unas fotos preciosas. ¡Besitos!

    1. ¡Es una idea genial! No se puede pedir más. Muchas gracias por tu comentario. ❤

  6. Una maravilla! Ojalá pueda conocer Roma un día! Las fotos preciosas!

    1. ¡Es una pasada! Tienes que hacerlo ❤ Besitos

  7. Luisanna from My Outfit RD says: Reply

    Eso esta demasiado chulo *.* ojala y en mi país se inventen algo parecido. Roma es hermoso.

    1. ¡Demasiado! Estoy deseando repetir. Espero que sí y así lo puedas probar. Besitos

  8. OMG please llévame contigo a la próxima!! Tus fotos y tus viajes son increíbles nena. De verdad que atreves de ti puedo conocer lugares sorprendentes. Amo tus looks también.

    xoxo
    Marcy

    1. ¡Lo mismo digo! Gracias guapísima. Un besito enorme 😘

  9. KARLAS DAHIANNA JAVIER CARABALLO says: Reply

    El lugar se ve espectacular!!!!

    1. ¡Es una pasada! Besitos

  10. Se ve maravilloso!! Mori de amor con todas las fotografías, que gran experiencia

  11. Tus look cómodos, pero chic, especiales para ir a conocer nuevos lagares. Tus fotos increíbles. Muero por conocer esos lugares.

    Besitos…
    Yaimar Pérez

  12. […] 3. Regala una sorpresa doble con Waynabox, viaje sorpresa (te explico cómo funciona aquí) […]

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial